1769. JUAN MANUEL Y MIGUEL CABALLERO DE LA COLINA PRADO Y BRINGAS ESCUDERO-GILÓN (Lanestosa ,1769 - Jalisco, 1837).

el . Publicado en Personajes

JUAN MANUEL CABALLERO. 

Nació el 16 de julio de 1769 en la villa de Lanestosa, Vizcaya. Hijo de Gaspar Caballero Bringas y de Teresa de la Colina Prado Escudero-Gilón. El 28 de abril de 1803 se casó con Juana de Dios Fernández-Barrena Vizcarra – hija de Ramón Fernández-Barrena Pérez-Larraya y de Eusebia Vizcarra Castillo -, propietaria de las haciendas de San Clemente y Estipac que heredó de su padre y de su abuelo, el marqués de Pánuco – Francisco Javier Vizcarra -. Su esposa murió el 21 de octubre de 1813. Caballero desempeñó cargos muy importantes dentro del gobierno de la ciudad: mayordomo de propios, regidor del ayuntamiento y teniente de prior en el Consulado. En 1810 fue uno de los miembros de la Junta Auxiliar del gobierno que se integró para combatir a los insurgentes. En 1811 fue designado juez de gremios. En septiembre de 1813 figuró como vocal de la Diputación Provincial. En 1820 fue electo diputado a las Cortes de Cádiz. Fundó varias compañías mercantiles. Murió el 18 de marzo de 1837.

MIGUEL GASPAR CABALLERO. 

Oriundo de la villa de Lanestosa [1772], Vizcaya. Hijo de Gaspar Caballero y de Teresa de la Colina. Hermano de Juan Manuel Caballero. Miembro del Ayuntamiento de Guadalajara (Jalisco, México) en 1806 y 1807.
Jaime Olveda Legaspi, LA OLIGARQUÍA DE GUADALAJARA. De las reformas borbónicas a la reforma liberal, 1991. (Apéndice 1, pág. 407).

Fenestrosa. Este noble linaje procede del de Haro. Se denominó primero de Fenestrosa, más tarde y siguiendo las evoluciones del idioma, de Henestrosa y también de Hinestrosa, nombre de la villa cuyo señorío disfrutaron

el . Publicado en Escudos y Apellidos

FENESTROSA

LETRA E

ste noble linaje procede del de Haro. Se denominó primero de Fenestrosa.; más tarde, y siguiendo las evoluciones del idioma, de Henestrosa, y también de Hinestrosa, nombre de la villa cuyo señorío disfrutaron, y que antiguamente se llamó Fenestrosa. Fué fundador de la rama, dimanada del gran tronco de los Señores de Vizcaya, Nuño Díaz. Dicho Nuño Díaz fué primer Señor de Fenestrosa, hoy Lanestosa, villa del partido judicial de Balmaseda, en la provincia de Bizkaia. Contrajo matrimonio con doña Elvira Gil o Elvira Álvarez, descendiente de la Casa de Ansurez, y fueron padres de Rodrigo Núñez, segundo Señor de Fenestrosa, del que se lee que añadió a su escudo de armas los lobos de la Casa de Vizcaya, que le correspondían por su varonía, y las estrellas de la familia Ansurez, que le pertenecían por su madre. Procreó a Martín Ruiz, tercer Señor de Fenestrosa, el cual se halló en 1227 en la conquista de Baeza. Pellicer dice que casó con doña María de Sandoval, naciendo de esa unión Rui Martínez, cuarto Señor de Fenestrosa, que se halló en 1248 en la Conquista de Sevilla, donde tuvo repartimiento. Se unió en matrimonio con doña Elvira Carrillo (hija de Garci Gómez Carrillo, Señor de Mazuelo, y de su mujer doña Elvira Osorio), y fueron padres de Pedro Ruiz de Fenestrosa y Carrillo, Conquistador de Sevilla y quinto Señor de Fenestrosa. Es el primer caballero de esta casa que aparece apellidado Fenestrosa . Otra casa muy antigua. De la casa solariega de Henestosa, en el lugar de Sangrices, en el valle de Karrantza, procedió la familia de este apellido, y son sus armas: Escudo de plata y dos lobos de sable, uno encima de otro; bordura de azur y ocho estrellas de oro.

Fuente: HERALDRYS INSTITUTE OF ROME

1905. Anuario. Asociación de Arquitectos de Cataluña. Pedro de la Henestosa (1541-1543). Maestro de Cantería

el . Publicado en General

ANUARIO1905 250

Pedro de la Henestosa (1541-43)

Don José Martí y Monsó en los citados Estudios histórico-Artísticos nos revela el nombre del autor de la traza y constructor de la capilla mayor de la iglesia de San Antonio Abad, vulgo San Antón, de la Ciudad de Valladolid, habiendo obtenido la noticia de los papeles del archivo del duque de Gor, los cuales estudió con provecho.
El maestro de cantería Pedro de la Henestosa, vecino de la villa de Henestosa “ques del condado de bizcaya” concertó con el doctor Ruesta, Inquisidor general, como testamentario de Doña Francisca de Taxis, viuda de Mateo de Taxis, correo mayor de su majestad, la fábrica de una capilla de cantería en la iglesia de San Antón, capilla que, según todas las posibilidades, sería la mayor. La escritura de compromiso se otorgó ante el escribano Hernando del Castillo el 4 de Junio de 1541, y dos años más tarde, el 11 de Junio de 1543, se ratificó el concierto habiendo dado poder Henestosa á Juan de Sarabia, maestro de cantería, vecino de Mucientes, para que concertase con Alonso Quintanilla, padre y lejítimo administrador de Mateo de Taxis.

2001. Lanestosa. Arka de Noé. La Abacería que sobrevivió más de una centuria

el . Publicado en Crónica del siglo XX

ARKA DE NOÉ

Su origen se remonta a 1864, cuando Doña Margarita decidió establecer a su familia en una casona de la calle Real de Lanestosa, el punto más céntrico de la Villa, y abrir en su parte inferior un colmado que abastecería a la población local. En la actualidad el negocio es regentado por Paco biznieto de aquella emprendedora y laboriosa mujer.
LA ABACERÍA QUE SOBREVIVIÓ MÁS DE UNA CENTURIA
El Arka de Noé, la última abacería de Lanestosa, ha sobrevivido a cuatro generaciones de una misma familia. La responsable de su apertura fue Margarita, pero de eso hace ya 141 años, ahora, el colmado más antiguo de toda la comarca es regentado por su biznieto Paco, un nestosano que hace casi 30 años relevó a sus padres Dámaso y Purificación. Los primeros “baceros”, como así es conocida la familia en el pueblo, bautizaron el comercio con el nombre de Arka de Noé: encontramos unos documentos de la época firmados por mi bisabuela en los que ella escribía el nombre con “K”, así que lo hemos conservado así”, dice Paco.

1961. Gerardo Diego. Don Cayetano el indiano y Lanestosa. La novela de una tienda. Capítulo XXIV

el . Publicado en Miscelánea

 LA NOVELA DE UNA TIENDA

CAPÍTULO XXIV

Don Cayetano

- Que viene don Cayetano -.

Y dando grandes zancadas

y a las nuestras, manteadas,

entra el coadjutor indiano.

Ya me lleva de la mano

al Sardinero y su charla

de suave tropical parla

se exalta evocando airosa

la alta, arcaica Lanestosa.

Y un día me llevó amarla.

 "mi Santander, mi cuna, mi palabra" 1961. Gerardo Diego. Ayuntamiento de Santander. Edición homenaje en el centenario del nacimiento del poeta. 1996. Gerardo Diego. (Santander, 1896 - Madrid, 1987).

1079. Donación de vasallos de la villa de Lanestosa en las Encartaciones de Vizcaya en 14 de Marzo de 1079.

el . Publicado en Miscelánea

NUM. 63.

Donación de vasallos de la villa de Lanestosa en las Encartaciones de Vizcaya en 14 de Marzo de 1079.

Becerros de San Millán, fol. 49 y 119.

   In Dei nomine Christi redentoris nostri. Ego igitur domna Ticlo, filia de senior Didaco Alvarez compucti divini amoris et pro remisione peccatorum meorum spontanea mea voluntate cum consenso domino meo comité Lope Enecones concedo et confirmo ad atrium sancti Emiliani presbiteri et confesoris Christi et tibi Blasconi abbati cum omni collegio clericorum ibi Deo servientibus meam rationen que ad me pertinuit in Finiestra, illos meos collazos con suis hereditates ad integrate cum divisa: similiter in villa Forniellos meas casas proprias simul cum porcione in eclesia: et illa serna iuxta Sanctum Ioannem cum molindino et omni hereditate, terris, vineis, pratis, aquis cum introito et exitu, ut iure perpetuo serviant sancti Emiliani. Si quis autem ex meis propinquis aut extraneis hanc mean donacionem disrumpere voluerit, sit á domino Deo maledictus et confusus et á communione domini nostri Iesu-Christi separatus et cum Iuda traditore in infernum sit demersus, amen. Et ad regali parte pariet sex libras auri et ad regula duplum. Facta carta in era millesima centesima decima septima, secundo idus Marcii. Ego domna Ticlo qui hanc cartam fieri iussi, roboravi et testibus tradidi. Simeon episcopus confirmat. Comité Gundisalvo confirmat. Senior Didaco Alvarez pater meus confirmat. Marinus Sangiz confirmat. Petro Iohannis confirmat. Petro Morelle confirmat.

2015. Comerciantes españoles en los albores del Perú republicano. Entre la persecución y la supervivencia, 1824-1828. Dr. Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo.

el . Publicado en América

JESÚS RUIZ DE GORDEJUELA URQUIJO.Josu Ruiz de Gordejuela Urquijo

COMERCIANTES ESPAÑOLES EN LOS ALBORES DEL PERÚ REPUBLICANO.

ENTRE LA PERSECUCIÓN Y LA SUPERVIVENCIA, 1824-1828.

Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo. Universidad Rey Juan Carlos.

Artículo de la revista Histórica, Vol. 39, No. 1 (2015). ISSN: 0252-8894

Fundada en 1977, Histórica es la revista semestral de la sección de Historia del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Publica trabajos de investigación, originales e inéditos, escritos en español, sobre la historia del Perú, la historia latinoamericana, de interés para el Perú y de teoría de la historia. Comprende tres secciones: artículos, notas y reseñas de libros.

1831. El día 13, precedido de aterradores relámpagos y truenos, sobrevino un gran aguacero, que haciendo salir de madre á un riachuelo que pasa cerca de Lanestosa, anegó muchas tierras destruyendo sus mieses, y se llevó árboles y cuanto halló en su curso.

el . Publicado en Crónica del siglo XIX

“El 13 de Agosto en el discurso de cinco horas descargaron tres nublados un fuerte granizo en los términos de las villas de Treviana y Cuzcurrita, en la Rioja, cuya inmediata consecuencia fuer la total destrucción de la abundante cosecha de vino, que ya contaban segura aquellos activos labradores; pero particularmente en el segundo pueblo cayeron tantas piedras del tamaño de nueces que dejaron en el estado más triste la hermosa llanura de viñas que se extiende hasta el de Cihuri.

Pero donde se sienten aún mayores daños parece ser en el Valle de Carranza. El mismo día 13, precedido de aterradores relámpagos y truenos, sobrevino un gran aguacero, que haciendo salir de madre á un riachuelo que pasa cerca de Lanestosa, anegó muchas tierras destruyendo sus mieses, y se llevó árboles y cuanto halló en su curso. Los vecinos de Carranza fueron más desgraciados: allí las aguas inutilizaron 15 presas, 9 molinos, con 41 piedras y todos los enseres de estos, y muchas fanegas de grano. Tres ferrerías quedaron en parte arruinadas, y la avenida se llevó unas 10 cargas de carbón, y como 19 quintales de vena. A estas dolorosas pérdidas, que arruinan algunas familias, se agrega la más sensible de haber perecido en un molino cuatro mujeres, y en otro un joven de 18 años; y sólo uno de estos cadáveres se había hallado el día 15 del corriente.

Otros varios puntos de la península han sufrido más o menos daños de resultas de tempestades; pero no han llegado noticias con que podamos detallarlos con exactitud.”

Gaceta de Madrid, 23 de Agosto de 1831.