1891. JUAN DE INESTROSA. ANNALS OF THE ARTISTS OF SPAIN by SIR WILLIAM STIRLING-MAXWELL, BARONET.

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en Personajes

ANALS 250JUAN DE INESTROSA

Juan de Hinestrosa was a sculptor who flourished at Seville about 1730. He acquired great reputation in a humble walk of art, by carving various animals in Wood, or modelling them in clay, and then painting them in the proper colours of life, as Cano and Roldan did their more ambitions statuary. Lúcas de Valdés had given him some instructions in painting, of witch he found the benefit in these Works. That he night always have a supply of models at hand, his house was a menagerie of rubbits, lambs, partridges, doves, and other pet birds and beasts. And such was his success in making their portraits, that Clean Bermudez vouches to having seen a partridge of his manufacture pecked at by a living bird of the same feather, a revival and confirmation of the old classical story. His Works were at one time common at Seville, and many of them were purchased by foreigners. Occasionally they found their way into churches. Thus in the church of San Diego there are, or were, two altars, in one of which San Ignatius Loyola was represented, in sculpture, in the cave of Manresa, and the other contained St. Francis Xavier in a similar retreat; and in both cases the rocks which overshadowed these holy men were also a refuge for the conies and other appropriate animals furnished by Hinestrosa, to whom, moreover, was attributed the figure of the apostle of Japan. The grotto of St. Jerome in the collegiate church of San Francisco de Paula was likewise garnished in a similar manner. In spite of his skill, he died at Sevilla in 1765, very poor. To two of his daughters, Doña Columba and Doña Bibiana, he had taught his art, and they maintained themselves by practising it, but in a very inferior style to their parent. A third sister, whose name has not survived, used to color the animals which they modelled.

Fuente:

ANNALS OF THE ARTISTS OF SPAIN by SIR WILLIAM STIRLING-MAXWELL, BARONET. LONDON, MDCCCXCI. 1891.

Fenestrosa. Este noble linaje procede del de Haro.

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en Escudos y Apellidos

FENESTROSA

LETRA E

ste noble linaje procede del de Haro. Se denominó primero de Fenestrosa.; más tarde, y siguiendo las evoluciones del idioma, de Henestrosa, y también de Hinestrosa, nombre de la villa cuyo señorío disfrutaron, y que antiguamente se llamó Fenestrosa. Fué fundador de la rama, dimanada del gran tronco de los Señores de Vizcaya, Nuño Díaz. Dicho Nuño Díaz fué primer Señor de Fenestrosa, hoy Lanestosa, villa del partido judicial de Balmaseda, en la provincia de Bizkaia. Contrajo matrimonio con doña Elvira Gil o Elvira Álvarez, descendiente de la Casa de Ansurez, y fueron padres de Rodrigo Núñez, segundo Señor de Fenestrosa, del que se lee que añadió a su escudo de armas los lobos de la Casa de Vizcaya, que le correspondían por su varonía, y las estrellas de la familia Ansurez, que le pertenecían por su madre. Procreó a Martín Ruiz, tercer Señor de Fenestrosa, el cual se halló en 1227 en la conquista de Baeza. Pellicer dice que casó con doña María de Sandoval, naciendo de esa unión Rui Martínez, cuarto Señor de Fenestrosa, que se halló en 1248 en la Conquista de Sevilla, donde tuvo repartimiento. Se unió en matrimonio con doña Elvira Carrillo (hija de Garci Gómez Carrillo, Señor de Mazuelo, y de su mujer doña Elvira Osorio), y fueron padres de Pedro Ruiz de Fenestrosa y Carrillo, Conquistador de Sevilla y quinto Señor de Fenestrosa. Es el primer caballero de esta casa que aparece apellidado Fenestrosa . Otra casa muy antigua. De la casa solariega de Henestosa, en el lugar de Sangrices, en el valle de Karrantza, procedió la familia de este apellido, y son sus armas: Escudo de plata y dos lobos de sable, uno encima de otro; bordura de azur y ocho estrellas de oro.

Fuente:

HERALDRYS INSTITUTE OF ROME

2001. Lanestosa. Arka de Noé. La Abacería que sobrevivió más de una centuria

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en Crónica del siglo XX

ARKA DE NOÉ.

Su origen se remonta a 1864, cuando Doña Margarita decidió establecer a su familia en una casona de la calle Real de Lanestosa, el punto más céntrico de la Villa, y abrir en su parte inferior un colmado que abastecería a la población local. En la actualidad el negocio es regentado por Paco biznieto de aquella emprendedora y laboriosa mujer.

LA ABACERÍA QUE SOBREVIVIÓ MÁS DE UNA CENTURIA

El Arka de Noé, la última abacería de Lanestosa, ha sobrevivido a cuatro generaciones de una misma familia. La responsable de su apertura fue Margarita, pero de eso hace ya 141 años, ahora, el colmado más antiguo de toda la comarca es regentado por su biznieto Paco, un nestosano que hace casi 30 años relevó a sus padres Dámaso y Purificación.
Los primeros “baceros”, como así es conocida la familia en el pueblo, bautizaron el comercio con el nombre de Arka de Noé: encontramos unos documentos de la época firmados por mi bisabuela en los que ella escribía el nombre con “K”, así que lo hemos conservado así”, dice Paco.

2015. Comerciantes españoles en los albores del Perú republicano. Entre la persecución y la supervivencia, 1824-1828. Dr. Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo.

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en América

JESÚS RUIZ DE GORDEJUELA URQUIJO.Josu Ruiz de Gordejuela Urquijo

COMERCIANTES ESPAÑOLES EN LOS ALBORES DEL PERÚ REPUBLICANO.

ENTRE LA PERSECUCIÓN Y LA SUPERVIVENCIA, 1824-1828.

Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo. Universidad Rey Juan Carlos.

Artículo de la revista Histórica, Vol. 39, No. 1 (2015). ISSN: 0252-8894

Fundada en 1977, Histórica es la revista semestral de la sección de Historia del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Publica trabajos de investigación, originales e inéditos, escritos en español, sobre la historia del Perú, la historia latinoamericana, de interés para el Perú y de teoría de la historia. Comprende tres secciones: artículos, notas y reseñas de libros.

1831. El día 13, precedido de aterradores relámpagos y truenos, sobrevino un gran aguacero, que haciendo salir de madre á un riachuelo que pasa cerca de Lanestosa, anegó muchas tierras destruyendo sus mieses, y se llevó árboles y cuanto halló en su curso.

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en Crónica del siglo XIX

“El 13 de Agosto en el discurso de cinco horas descargaron tres nublados un fuerte granizo en los términos de las villas de Treviana y Cuzcurrita, en la Rioja, cuya inmediata consecuencia fuer la total destrucción de la abundante cosecha de vino, que ya contaban segura aquellos activos labradores; pero particularmente en el segundo pueblo cayeron tantas piedras del tamaño de nueces que dejaron en el estado más triste la hermosa llanura de viñas que se extiende hasta el de Cihuri.

Pero donde se sienten aún mayores daños parece ser en el Valle de Carranza. El mismo día 13, precedido de aterradores relámpagos y truenos, sobrevino un gran aguacero, que haciendo salir de madre á un riachuelo que pasa cerca de Lanestosa, anegó muchas tierras destruyendo sus mieses, y se llevó árboles y cuanto halló en su curso. Los vecinos de Carranza fueron más desgraciados: allí las aguas inutilizaron 15 presas, 9 molinos, con 41 piedras y todos los enseres de estos, y muchas fanegas de grano. Tres ferrerías quedaron en parte arruinadas, y la avenida se llevó unas 10 cargas de carbón, y como 19 quintales de vena. A estas dolorosas pérdidas, que arruinan algunas familias, se agrega la más sensible de haber perecido en un molino cuatro mujeres, y en otro un joven de 18 años; y sólo uno de estos cadáveres se había hallado el día 15 del corriente.

Otros varios puntos de la península han sufrido más o menos daños de resultas de tempestades; pero no han llegado noticias con que podamos detallarlos con exactitud.”

Gaceta de Madrid, 23 de Agosto de 1831.

1899. Vergara. Benito Pérez Galdós. Episodios Nacionales. Tercera Serie. Capítulo X. Lanestosa, Febrero (1839).

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en Las Guerras Carlistas

 
VERGARA-190Capítulo X. Del mismo al mismo. La Nestosa, Febrero (1839).
 
Chiquío: Allá te va más historia, y de la palpitante, de la que duele. Henos aquí refugiados en la villa de La Nestosa, donde hemos tenido que replegarnos todos con la familia menuda, batería de cocina y regular impedimenta de provisiones, huyendo del dios Marte, que se metió inopinadamente en nuestro valle de Mena, mandando primero por delante gavillas de facciosos, trayéndonos después dos divisiones del ejército del Norte, que iban al socorro de Balmaseda. Tan feo mohín vimos en la cara y entrecejo del citado dios de la guerra, que acordamos retirarnos por el foro, trasladándonos a la casa de Juan Antonio en La Nestosa, donde hemos esperado el resultado de los brillantes hechos de armas que han despejado aquel territorio, arrancando a Balmaseda de las garras del retroceso (así dice el alcalde de esta villa, el cual goza de merecida fama por la finura de su estilo).
 

1832. Registro y relación general de minas de la corona de Castilla. La Inestosa en 1651.

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en Las Minas

CARRANZA. Véase PARAYAS (Yunta de). Por Cédula dada en Bruselas á 15 de febrero del año de 1522, se hizo merced por tiempo de veinte años de los mineros de alcohol de los términos y jurisdicciones de Carranza y Sámano, que son en las Encartaciones de Vizcaya, pagando la décima parte á S. M.

En 1º. de julio de 1639. Cédula de S. M. dando comisión á Diego de la Cámara Mardones para que pasase al Valle de Carranza, en la Montaña, y demás lugares que fuese necesario, y procediese contra Pedro Ochoa de Haedo, que hacía muchos años se hallaba beneficiando una mina de alcohol sin licencia y sin satisfacer los derechos á S. M.

1846. Correos. Castro Urdiales y la Estafeta de Lanestosa.

Escrito por A. Manuel de la Cruz el . Publicado en La Estafeta

CORREOS

Llamamos la atención del director de correos sobre el razonado artículo que trasladamos al pié de estas líneas. En él propone nuestro apreciable corresponsal de Castro Urdiales una reforma muy conveniente y necesaria para gran parte de los pueblos de la provincia de Santander. Esperamos que convencido el gobierno de la utilidad de la medida que se indica, disponga que se lleve á cabo pronto para que disfrute aquel país sus ventajosos resultados en el próximo invierno.